Patadas del bebé – Todo lo que necesitas saber

Para la mayoría de las mujeres, sentir las patadas de su bebé por primera vez es una experiencia emocionante y maravillosa. Sin embargo, también puede plantear muchas preguntas: “¿Mi bebé da suficientes patadas?“, “¿mi bebé da demasiadas patadas?” y “¿duelen las patadas del bebé?” son sólo tres de las preguntas que se plantean muchas embarazadas al entrar en el segundo trimestre. A continuación, te explicamos lo que debes esperar en cuanto a los movimientos del feto y cuándo debes hablar con un médico.

¿Cuándo noto las primeras patadas de mi bebé?

Desde los primeros días de embarazo hasta el final de la semana 12, tu bebé se desarrolla con una rapidez increíble. En el primer trimestre, su bebé pasa de ser un grupo de células a un feto que se asemeja a un pequeño bebé con cuerdas vocales. Sin embargo, a pesar de este rápido desarrollo, no debes esperar que se produzcan movimientos fetales en este momento. Tu bebé es todavía muy pequeño y está enterrado en lo más profundo de la almohadilla protectora del útero, por lo que no sentirás nada en términos de patadas, aunque es posible que experimentes muchas náuseas, agotamiento y dolor en los pechos que te hagan ver que tu pequeño está haciendo sentir su presencia.

Quizás también te interese nuestro artículo sobre cuando empieza a notarse la barriga en el embarazo

El segundo trimestre: ¡comienzan las patadas del bebé!

En el segundo trimestre empezarás a sentir los primeros movimientos reveladores del interior del útero que te permitirán saber con certeza que tu bebé está flexionando sus músculos. La mayoría de las mujeres sienten las primeras patadas de su bebé entre las semanas 18 y 22, aunque esto puede variar mucho. Algunas mujeres afirman haber sentido los primeros movimientos desde la semana 14, especialmente si no es su primer bebé, mientras que otras no sienten nada hasta la semana 26. La razón de estas variaciones suele ser la posición de la placenta. Si está orientada hacia la parte delantera del cuerpo -lo que se conoce como placenta anterior-, los movimientos pueden quedar amortiguados y, por tanto, tendrás que esperar un poco más antes de sentir las patadas.

¿Cómo serán las patadas de mi bebé?

Es difícil describir cómo serán las primeras patadas del bebé. Algunas mujeres afirman que se sienten como mariposas u olas, con una sensación de aleteo dentro del estómago. Otras dicen que se sienten como un codazo o una sacudida, mientras que otras dicen que son similares a las punzadas de hambre. Incluso puede sentirse como si una burbuja estallara dentro del abdomen, mientras que otras lo describen como algo similar a una montaña rusa. Sin embargo, sea cual sea la sensación de esas primeras patadas, seguro que te hacen sentirte eufórica y llena de alegría.

Ver  Mal aliento durante el embarazo: Causas y remedios

Ten en cuenta, sin embargo, que todos los bebés son individuales y únicos. Sus patrones de actividad y sus ritmos varían, así que no debes comparar los movimientos de tu bebé con los de tus hijos mayores o los de tus amigos. Tampoco debes preocuparte si tienes un bebé especialmente activo: eso no significa necesariamente que tu hijo vaya a ser hiperactivo.

¿A qué hora del día es mejor sentir las patadas del bebé?

Durante el día, es probable que tus movimientos adormezcan a tu bebé. Además, durante el día suele estar ocupado concentrándose en otras cosas, por lo que es posible que no note esos pequeños movimientos del bebé. Sin embargo, es más probable que notes que tu bebé se vuelve más activo por la noche, cuando tú te tranquilizas para descansar. Cuando te sientes relajada, es más probable que estés en sintonía con tu propio cuerpo y seas más consciente de lo que hace tu bebé. Por eso muchas mujeres afirman que les cuesta dormir por la noche porque su bebé da repetidas patadas.

Si comes, tu bebé suele recibir un subidón de energía debido al aumento de azúcar en sangre y se vuelve más activo. Si te sientes nerviosa, la adrenalina también le dará a tu bebé un subidón de energía y de repente empezará a dar más patadas.

Guía mes a mes para sentir las patadas de tu bebé

Como ya hemos señalado, no sentirás que tu bebé se mueve dentro de ti hasta el cuarto mes de embarazo. Sin embargo, a partir de ese momento, pronto empezarás a sentir esos primeros movimientos y aleteos que se convertirán en patadas y volteretas en toda regla. A continuación te ofrecemos una guía por meses de lo que puedes experimentar.

  • Mes 4: Algunas mujeres, especialmente las que son muy delgadas o han tenido un bebé anteriormente, sentirán que su bebé se mueve en esta fase del embarazo. Sin embargo, en la mayoría de los casos, las mujeres embarazadas no notan las sacudidas ni los aleteos en esta fase. Esto se debe a que a menudo se sienten más como espasmos musculares o gases en lugar de patadas.
  • Mes 5: Durante este mes, la mayoría de las mujeres sentirán por fin que su bebé se mueve por primera vez. Una vez que hayas sentido el primer movimiento, sabrás qué esperar y empezarás a notar esas patadas con más frecuencia. Con cada semana que pase, los movimientos de tu bebé serán más acrobáticos. Sus patadas y racimos serán más potentes, ya que sus pequeños músculos se irán fortaleciendo y desarrollarán más habilidades motrices. En esta etapa, tu bebé es lo suficientemente pequeño como para dar una voltereta completa en el útero. Si no has notado los movimientos hacia la semana 22, es posible que te hagan una ecografía para comprobar la fecha del parto; muchas mujeres se equivocan de fecha.
  • Mes 6: Al llegar al sexto mes, notarás que los movimientos de las piernas de tu bebé se vuelven más coreográficos. Es probable que empiecen a surgir patrones en sus movimientos.
  • Mes 7: Una vez que entres en el tercer trimestre, a los 7 meses de embarazo, tu bebé tendrá menos espacio para moverse. Sin embargo, todavía será lo suficientemente pequeño como para girar boca abajo y cada día será más fuerte, dando patadas y golpes que pueden sacudirte. Es posible que notes otro tipo de movimiento hacia el mes 7. Si sientes tics rítmicos y aleteos débiles y repetitivos, tu bebé podría estar sufriendo hipo. No te preocupes, no le hará daño a tu bebé, pero puede llegar a ser un poco irritante.
  • Mes 8: Tu bebé crece y pesa cada vez más, por lo que el útero se vuelve más estrecho. Ahora notarás menos saltos mortales, pero los giros y los retorcimientos continuarán. También notarás los fuertes pinchazos de las rodillas y los codos que sobresalen de tu vientre. Si los movimientos se vuelven demasiado irritantes, intenta cambiar de posición de vez en cuando. Si estás de pie, intenta sentarte o tumbarte y probablemente tu bebé cambiará de posición. Una de las cosas más agradables en esta etapa es poder interactuar con tu pequeño. Si notas que un pie o una rodilla asoma por tu vientre, prueba a presionarlo suavemente y puede que notes que el miembro se retira antes de volver a salir hacia fuera.
  • Mes 9: Ahora tu bebé casi ha alcanzado su longitud y peso máximos, por lo que está muy apretado en tu útero. Ya no sentirás las patadas rápidas, pero sí los movimientos más grandes y los bandazos. Es probable que también notes muchas patadas en el cuello del útero, así como que los pies de tu bebé se alojen en tus costillas. Si cambias de posición, realizas algunas inclinaciones pélvicas o das un suave empujón a tu bebé, probablemente conseguirás aliviar las molestias.
Ver  ¿Por qué tenemos antojos en el embarazo? - Lo que necesitas saber

En las dos últimas semanas antes de que te pongas de parto, tu bebé suele caer de cabeza en tu pelvis. Esto se denomina “enganche”. Esto puede ocurrir antes en tu primer embarazo que en los siguientes. Cuando esto ocurra, volverás a notar un cambio en los movimientos de tu bebé. Cada vez que tu bebé gire la cabeza, sentirás una punzada eléctrica junto al cuello del útero, pero por otro lado, los pies ya no se te clavarán en las costillas.

En esta fase, es posible que tu bebé se mueva menos, pero algunos bebés seguirán moviéndose con frecuencia hasta el momento del parto. Aunque los movimientos sean más lentos, deberías sentir algunos movimientos cada día. Si se nota una falta de movimiento, llama a tu médico para que te tranquilice.

¿Debo contar la frecuencia de las patadas de mi bebé?

Cuando llegue a la semana 28 de embarazo, es posible que su médico le pida que empiece a contar las patadas o los movimientos hasta el momento del parto. ¿Cómo se hace esto?

patadas del bebe durante el embarazo
Notando las patadas del bebé durante el embarazo

Debes anotar la frecuencia de las patadas de tu bebé. Debes reservar un tiempo de tranquilidad un par de veces al día para contar los movimientos. Uno de ellos debe ser por la mañana, cuando los movimientos suelen ser menos frecuentes, y otro por la noche, cuando los bebés suelen ser más activos. Comprueba la hora antes de empezar a contar. Debes contar cualquier tipo de movimiento, ya sea una patada, un revolcón o un aleteo, y parar cuando llegues a 10 antes de anotar la hora. Se considera que diez movimientos en una hora son normales, pero a veces puede tardar más.

Si no notas diez movimientos en una hora, debes comer algo, beber un zumo, volver a tumbarte y seguir contando. Si tardas más de dos horas en llegar a los diez movimientos, llama a tu médico. Aunque la falta de actividad no significa necesariamente que haya un problema, puedes tranquilizarte con un control y una evaluación adicionales.

Ver  ¿Bebé amamantado con demasiada frecuencia? Lo que hay que saber

Ten en cuenta que, a medida que se acerca la fecha del parto, es más importante que nunca controlar los movimientos fetales. Hacia el noveno mes, debes contar los movimientos unas cuantas veces al día y, si detectas un descenso repentino en el número de movimientos, debes ponerte en contacto con tu médico.

Mi bebé da menos patadas. ¿Por qué?

Estar atenta a los balanceos, patadas y golpes de tu pequeño es una buena idea durante todo el embarazo, pero ten en cuenta que hay ciertos momentos en los que pueden producirse cambios en los movimientos del feto y la mayoría de ellos son completamente normales. Entre ellos están:

  • Después de las relaciones sexuales: los movimientos de balanceo del sexo, seguidos de las contracciones rítmicas del útero tras el orgasmo, adormecen a los bebés en muchos casos. Ambos tipos de cambio son normales, así que no hay que preocuparse ni dejar de tener relaciones sexuales a menos que te lo diga tu médico.
  • Durante el segundo trimestre, es posible que pasen algunos días sin que sientas patadas. Recuerda que tu bebé aún está creciendo, por lo que no sentirás movimientos regulares. Además, algunos movimientos pueden pasar desapercibidos debido a la posición de tu bebé. Por ejemplo, si está orientado hacia dentro, no notarás nada. Por último, es posible que tu bebé sea más activo por la noche, cuando tú estás dormida.
  • Durante el tercer trimestre, tu bebé habrá desarrollado un ciclo regular de sueño y vigilia, y un intervalo entre patadas probablemente signifique que está profundamente dormido. No obstante, si el número de movimientos disminuye significativamente en el noveno mes, debes acudir a tu médico para que te controle.

¿Cómo puedo estimular las patadas de mi bebé?

Si te preocupa que tu bebé no se mueva lo suficiente, puedes probar algunas cosas para convencerle de que dé patadas.

  • Intenta tumbarte sobre tu lado izquierdo. Apoya tu vientre. Sentirás más los movimientos de tu bebé en esta posición que si estuvieras en movimiento o de pie.
  • Prueba a tomar una bebida fría. Cuando tu bebé sienta el ligero cambio de temperatura puede dar una patada.
  • Haz algo de ruido. Poner música o incluso hablarle al bebé puede hacer que se despierte.

Siento como si un bebé diese patadas pero no estoy embarazada

Si ya has estado embarazada y sabes cómo son las patadas de un bebé, a veces puedes pensar que estás experimentando patadas aunque no estés embarazada. Las patadas fantasma ocurren con sorprendente frecuencia. Hay varias razones por las que puedes experimentar esta sensación que no tienen que ver con el embarazo. Es posible que tengas gases o que sufras espasmos musculares. Si sigues experimentando estas sensaciones, debes acudir a tu médico. Es posible que esté embarazada y no lo sepa. Sin embargo, ten por seguro que esto es algo que sólo ocurre en muy raras ocasiones.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 1

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad