Tomar CBD durante el embarazo: Posibles beneficios y riesgos

Las leyes y las opiniones públicas están cambiando en torno al CBD, el cannabis y los productos relacionados con él. Aparentemente de la nada, ha surgido en el mercado toda una gama de productos que contienen CBD gracias a la Ley Agrícola de 2018, que eliminó las restricciones legales sobre el CBD si se deriva del cáñamo y tiene un nivel de THC delta-9 inferior al 0,3%. Hay productos de CBD para mascotas, para la ansiedad, para la depresión y para casi todo. Muchos de ellos muestran efectos prometedores, pero otros parecen no ser más que aceite de serpiente vendido por personas que esperan sacar provecho de una tendencia.

Muchas mujeres embarazadas se preguntan ahora si pueden aprovechar las ventajas que ofrecen los productos con CBD para tratar las complicaciones de salud y los efectos secundarios del embarazo, como las náuseas matutinas. Pero, ¿es seguro para las mujeres embarazadas?

En general, aunque no se ha demostrado que el CBD tenga efectos negativos en las mujeres embarazadas, tampoco es lo suficientemente conocido como para ser reconocido como seguro. La FDA y la mayoría de las organizaciones sanitarias más importantes recomiendan no utilizarlo, pero en el siguiente artículo analizaremos esta cuestión tan apremiante.

¿Qué es el CBD?

El CBD, también conocido como cannabidiol, proviene de las plantas de cannabis y cáñamo y es el segundo compuesto más frecuente en la planta, justo después del THC. Es un cannabinoide que posee pocos efectos psicoactivos, aunque un pequeño número de usuarios sentirá algún tipo de efecto debido a cómo su cuerpo reacciona al compuesto.

Hace tiempo que se sabe que el CBD ofrece una amplia variedad de beneficios para la salud, y se han realizado numerosos estudios de investigación que han analizado cómo el CBD afecta al sistema endocannabinoide (ECS). El CBD se ha utilizado para tratar muchas cosas, entre ellas

  • Convulsiones
  • Insomnio
  • Dolor crónico
  • Trastornos por consumo de opiáceos
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT)
  • Inflamación

La FDA aprobó recientemente un medicamento que contiene CBD llamado Epidiolex, y están saliendo muchos más medicamentos que contienen este compuesto químico. Se considera un milagro de la naturaleza en muchos sentidos, por lo que muchas personas están interesadas en utilizar este compuesto con fines médicos.

Productos de CBD aprobados por la FDA

Aparte del Epidiolex, la FDA no ha aprobado ningún otro producto de CBD con fines médicos. Esto significa que debe tener cuidado con el uso de cualquier producto que contenga CBD con fines médicos, porque no están regulados por la FDA. No se sabe qué dosis se considera segura y si el CBD es realmente seguro y eficaz para tratar diversas dolencias. Los resultados y las dosis individuales pueden variar, y no sabrás si el CBD puede interactuar con otros medicamentos o alimentos. Tampoco sabrás si hay algo de lo que debas preocuparte cuando utilices productos que contengan CBD de forma regular.

Efectos secundarios del CBD

El CBD no es todo brillo y oro. Aunque la mayoría de la gente no experimentará ningún efecto secundario, algunas mujeres no embarazadas que usan CBD han experimentado los siguientes efectos secundarios:

  • Diarrea
  • Mareos
  • Boca seca
  • Fatiga
  • Náuseas leves

Algunas personas también han descubierto que tomar CBD con ciertos medicamentos recetados puede intensificar los efectos secundarios experimentados.

No hay garantía de que una mujer embarazada que tome CBD no experimente los efectos secundarios mencionados, que pueden ser la misma razón por la que están tomando CBD para empezar. Por ejemplo, una mujer embarazada que lucha contra las náuseas matutinas puede querer tomar CBD para tratar las náuseas leves, la fatiga y los mareos; sin embargo, el CBD puede exacerbar estos síntomas y empeorarlos. En realidad, no hay garantía de que no se experimente ningún efecto secundario.

Ver  Graduación de la hora de acostarse: Cómo pasar de la cuna a la cama de los niños pequeños

Además de todo esto, algunos otros estudios han demostrado que el CBD puede causar problemas en el hígado, que es lo último que alguien necesita.

¿Pueden las mujeres embarazadas consumir CBD?

No hay suficientes investigaciones sobre los efectos y riesgos del CBD y el embarazo. Ciertas culturas consumen marihuana durante el embarazo sin aparentemente ningún impacto negativo. De hecho, varias generaciones lo han hecho sin notar mayores problemas.

Un reciente seguimiento de cinco años de niños jamaicanos de zonas rurales cuyas madres consumieron cannabis durante el embarazo descubrió que no había diferencias significativas en los resultados de las pruebas de desarrollo entre los hijos de madres consumidoras de marihuana y los de madres no consumidoras. Esto puede ser un indicio de que el CBD, que contiene toda la marihuana, puede no ser perjudicial para el bebé si lo consumen las madres embarazadas.

Un estudio ha encontrado una correlación entre el consumo de marihuana y un menor peso al nacer; sin embargo, el estudio analizó a mujeres que fumaban cannabis. Los productos que contienen CBD suelen tener poco o ningún THC, que es el principal componente psicoactivo de la planta, por lo que los resultados pueden no significar nada con respecto al CBD puro.

Dicho esto, algunos estudios realizados en animales, como las ratas, tienen los resultados opuestos. En uno de los estudios, los científicos expusieron a ratones embarazados al CBD, y descubrieron que el CBD tenía un impacto duradero en el cerebro del feto. Esto se debe a que la mayoría de los bebés en crecimiento ya están equipados con un sistema endocannabinoide, ya que el CBD ingerido por la madre puede unirse a los receptores del bebé.

En definitiva, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aconseja encarecidamente a las mujeres embarazadas que eviten el CBD durante el embarazo. Lo mismo puede decirse del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), que también recomienda no consumir marihuana durante el embarazo.

¿Pueden las mujeres que amamantan consumir CBD?

Pero, ¿qué pasa cuando ya no estás embarazada? ¿Puedes usar el CBD entonces si estás amamantando? ¿Afectará el CBD al bebé?

La respuesta a esto también es discutible. Aunque no hay ninguna investigación concluyente que haya analizado los efectos del CBD en el bebé, el THC puede pasar a través de la leche materna y entrar en el cuerpo del bebé. Por esta razón, la mayoría de los expertos también recomiendan no utilizar ningún producto que contenga CBD en este momento, ya que se supone que el CBD también puede pasar al bebé a través de la leche materna.

En este momento, nadie sabe realmente si el CBD podría tener un efecto adverso y negativo en el desarrollo del bebé si se ingiere a través de la leche materna. Aun así, la mayoría de los expertos recomiendan prevenir antes que lamentar y sugieren evitar por completo los productos que contienen CBD hasta que haya más investigaciones al respecto.

Algunos expertos también tienen otras preocupaciones. El CBD puede tratar el insomnio y hacer que los usuarios sientan sueño. A estos expertos les preocupa que las mujeres embarazadas que consumen CBD puedan hacer que estas madres estén menos alerta mientras cuidan de sus bebés.

Tipos de CBD

Cuando busques productos que contengan CBD en las estanterías, encontrarás que productos como el aceite de CBD, las tinturas de CBD y las gomitas de CBD, cada uno de los cuales utilizará a menudo tres términos diferentes: CBD de espectro completo, CBD de amplio espectro y CBD aislado. Aunque todos estos productos contienen CBD, contienen diferentes tipos de CBD.

Ver  Niveles altos de HCG y gemelos: Cómo se relacionan

Tienes que conocer bien las diferencias entre todos ellos para saber qué tipo puede ser el más adecuado para tus necesidades.

CBD de espectro completo

El CBD de espectro completo proviene de plantas de cáñamo que contienen menos del 0,3% de THC. Estos productos que contienen CBD contienen otros cannabinoides, incluidos los terpenos, por lo que podrás disfrutar de lo que se conoce como el efecto séquito de la marihuana.

Esto es cuando todos los cannabinoides se unen para aumentar la potencia y los efectos del CBD. Normalmente encontrarás el CBD de espectro completo en gomitas, aceites y tinturas. El problema con esto es que las pequeñas cantidades de THC y otros cannabinoides en los productos de CBD de espectro completo también pueden influir en el bebé y la madre.

CBD de amplio espectro

El CBD de amplio espectro es un poco más refinado. Suele contener algunos otros cannabinoides añadidos, pero es una mezcla de cannabinoides que normalmente excluye el THC. Si tomas un producto que contenga CBD de amplio espectro, podrás pasar el test de drogas de la marihuana. También puedes encontrar CBD de amplio espectro en gomitas, aceites y tinturas, al igual que con el CBD de espectro completo.

Los otros cannabinoides que se encuentran en el CBD de amplio espectro no son psicoactivos, y suelen ser compuestos que puedes encontrar en otras plantas. Por ejemplo, el limoneno ayuda a la relajación y también se puede encontrar en muchas plantas cítricas, como los limones.

Aislado de CBD

El aislado de CBD es un CBD refinado y puro que suele presentarse en forma de polvo que se ingiere o se añade a otras sustancias. El aislado de CBD también puede añadirse a gomitas y otros tipos de comestibles o comerse tal cual.

Como el aislado de CBD es más refinado, este tipo de producto suele ser un poco más caro que el CBD de espectro completo y el de amplio espectro. Lo bueno de esto es que puede ayudar a los usuarios a calibrar lo útil y eficaz que puede ser el CBD para ellos, ya que no hay nada más en el producto.

¿Cómo se toma el CBD?

Si compras una gominola de CBD, te la comerías, pero ¿qué haces con las tinturas y aceites de CBD? Puedes utilizar estos productos de CBD de diferentes maneras. Puedes exprimir dos o tres gotas bajo tu lengua para que se absorba en tu cuerpo de esa manera o puedes añadirlo a tu comida y comerlo.

Algunas personas incluso utilizan tinturas y aceites de CBD como ungüentos tópicos. Por ejemplo, puede frotar el aceite de CBD en las partes inflamadas de su cuerpo. Como el CBD puede atravesar la barrera de la piel, se supone que llegará a las zonas inflamadas y hará su magia – aunque como muchas cosas en el mundo del CBD, esto no se ha demostrado médicamente.

Alternativas al CBD durante el embarazo

Como hay tanta controversia en torno al CBD y el embarazo, es mejor buscar alternativas recomendadas por los expertos en salud. Veamos algunas sugerencias comunes que pueden ayudar a controlar otros síntomas.

Ansiedad y estrés

La idea de tener un bebé pronto puede ser muy estresante y provocar ansiedad. Algunas mujeres embarazadas se sienten como si estuvieran caminando sobre cáscaras de huevo o constantemente estresadas porque no saben qué esperar y para qué prepararse. La ansiedad y el estrés también pueden derivarse de los cambios físicos y hormonales.

En lugar de tomar productos que contengan CBD para lidiar con el estrés y la ansiedad, considera la posibilidad de hacer terapia o incluso ejercicios de relajación. Intenta meditar a lo largo del día e incluso hacer algo de yoga u otros ejercicios para aliviar el estrés.

Ver  Cómo enseñar a un niño a ir al baño: Una breve guía

Náuseas matutinas

Aproximadamente el 70% de las mujeres embarazadas tendrán náuseas matutinas. Sentirán náuseas y no podrán digerir ningún alimento. Si estás pensando en utilizar el CBD para tratar las náuseas y los mareos matutinos, la buena noticia es que existen muchas otras soluciones alternativas. Tampoco hay pruebas de que el CBD ayude a tratar las náuseas matutinas en absoluto.

La clave para sentirse mejor es comer bocadillos y comidas más pequeñas. Intenta optar por alimentos ricos en carbohidratos, como las galletas saladas. También puedes probar a beber té de jengibre o té de limón. Otro truco es averiguar cuáles son tus desencadenantes y evitarlos. Por ejemplo, algunas mujeres sienten náuseas si comen algo picante, mientras que otras pueden sentirse mal si comen chocolate o alimentos azucarados.

Insomnio

Muchas mujeres embarazadas también tienen dificultades para dormir. Es posible que se encuentren dando vueltas en la cama constantemente por la noche debido a los calambres en las piernas o porque tienen demasiada energía. Hay muchas soluciones naturales para esto. Si no puedes dormirte porque tienes calambres en las piernas, considera la posibilidad de tomar suplementos de magnesio. Ayudarán a que tus músculos se relajen y evitarán que se contraigan.

Si tienes mucha energía, haz algo de ejercicio a lo largo del día. Muchos expertos recomiendan hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado varias veces a la semana. Apúntate a una clase de yoga para embarazadas o da un pequeño paseo alrededor de la manzana. Te ayudará a quemar parte de esa energía y a sentirte más fresca.

Si todo lo demás falla, intenta relajarte tomando leche caliente o recibiendo un masaje de tu pareja antes de irte a dormir. La aromaterapia puede ayudar a conciliar el sueño. Su médico puede incluso recetarle algunos medicamentos. Sólo asegúrese de no tomar ningún tipo de ayuda para dormir sin consultar con su profesional de la salud.

El CBD no se recomienda durante el embarazo

La conclusión es la siguiente. La mayoría de los expertos no recomiendan el consumo de CBD durante el embarazo debido a que la investigación sobre sus efectos es limitada. Si actualmente usas productos que contienen CBD, deberías buscar alternativas antes de quedarte embarazada, y si estás actualmente embarazada, deberías evitar el CBD hasta que termines de amamantar.

Si tienes más preguntas sobre el uso del CBD durante el embarazo o la lactancia, habla con un profesional de la salud. Si actualmente tomas productos que contienen CBD, puede que sea el momento de buscar otras alternativas antes de quedarte embarazada.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 13

2691b77a1ad4f7f12ba041acdb460327?s=150&d=mp&r=g

Pediatra desde 2015, enamorada de mi trabajo. Tengo dos enormes renacuajos y un marido que cocina mejor que nadie.

Máster en Investigación Clínica y Postgrado en Divulgación Científica, también colaboro desde hace años como profesora en varios centros educativos y artículos científicos.

Empecé Revista del Bebé para ayudar a todas las madres y padres que lo pudieran necesitar, y así unifico mis grandes pasiones: los niños y escribir.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad