Por qué es peligroso dormir boca arriba durante el embarazo

Desde el primer momento en que te enteraste de que estabas embarazada, has hecho todo lo posible para que tu bebé tenga la mejor oportunidad de nacer sano. Dejaste de tomar saunas, dejaste el alcohol, y seguramente dejaste de usar productos químicos de limpieza fuertes en la casa.

Y todas las noches, haces lo posible por darte a tu cuerpo un merecido descanso, permitiéndote dormir bien.

Pero cerrar los ojos es más fácil de decir que de hacer cuando se está gestando un bebé en la barriga. Las transformaciones corporales, los desequilibrios hormonales y el aumento de la ansiedad pueden causar estragos en tu capacidad de lograr un descanso nocturno tranquilo. Un estudio de 2016 publicado en Science Direct encontró que el 76% de las mujeres reportan dificultades para dormir durante el embarazo.

Por mucho que te des la vuelta, es mucho más difícil encontrar una posición cómoda una vez que tienes un gran bulto de bebé. Dejando de lado el factor de la comodidad, una madre debe considerar también lo que es mejor para el bebé, lo que hace que muchas se pregunten si es seguro dormir boca arriba durante el embarazo.

Hoy vamos a hablar de cómo debes dormir durante el embarazo, explicando las dificultades de acostarse de espaldas y dando algunos consejos para estar cómoda mientras duermes.

dormir boca arriba durante el embarazo

¿Debo dormir de espaldas durante el embarazo?

Los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas no duerman boca arriba después del primer trimestre de embarazo o después de que el embarazo haya empezado a notarse, lo que ocurra primero.

Antes de eso, no hay ninguna desventaja médica en dormir boca arriba durante el embarazo, así que no dudes en estirarte de vez en cuando de esa manera si te cuesta dormirte. Sin embargo, tarde o temprano tendrás que dejar el hábito, por lo que es mejor adoptar un enfoque proactivo.

¿Por qué no debería dormir boca arriba durante el embarazo?

A medida que el útero crece a lo largo del embarazo, se agrandará tanto que todo su peso -incluido el del bebé- descansará directamente sobre tus intestinos y la vena cava, que es la arteria principal que bombea sangre entre la parte inferior del cuerpo y el corazón.

Una presión tan inmensa causará dolor de espalda, agravará las hemorroides, inhibirá la digestión y provocará hipotensión, dejándote un poco mareada. Como la vena cava es la arteria principal que bombea la sangre desde el corazón, el exceso de presión también podría reducir la circulación. La falta de circulación inhibirá el flujo de sangre al útero y reducirá la cantidad de nutrientes y oxígeno que llegan al feto.

Ver  ¿No ganas peso durante el embarazo? No te asustes

Por lo tanto, no sólo dormir boca arriba durante el embarazo puede ser perjudicial para la salud de la madre, sino que también puede dañar el desarrollo del feto.

¿Qué debo hacer si me encuentro durmiendo de espaldas?

Dormir de espaldas puede provocar toda una serie de complicaciones de salud en la madre y afectar potencialmente al desarrollo del niño. Entonces, ¿qué deberías hacer cuando te despiertas en medio de la noche y te encuentras de espaldas?

Lo más importante es mantener la calma. Dormir de espaldas durante un corto período no es un problema. Como mucho, sólo causará complicaciones menores a la madre y no afectará al desarrollo del niño.

Aunque la posición está lejos de ser la ideal, no es un gran problema, especialmente si es sólo por un breve período.

Además, dormir boca arriba durante el embarazo es bastante incómodo, por lo que es casi imposible hacerlo a largo plazo. Está casi garantizado que te despertarás en medio de la noche sintiéndote toda tiesa y dolorida, en cuyo momento puedes simplemente darte la vuelta en una mejor posición. No hay ningún daño.

Si regularmente te encuentras durmiendo de espaldas, entonces pon una almohada larga y delgada entre tú y el colchón. De esta manera, se ajustará naturalmente a un ángulo útil de 20 a 30 grados que reducirá significativamente la presión en la vena cava.

Posiciones para dormir durante el embarazo

Si no debemos dormir de espaldas, sólo tenemos dos opciones más para elegir: el estómago o los lados.

Entonces, ¿cuál es la mejor opción para una mujer embarazada en busca de una noche de sueño segura y cómoda?

Dormir boca abajo durante el embarazo

Aunque no hay ninguna razón médica para que no duermas boca abajo durante el embarazo, los aspectos prácticos de hacerlo hacen que la propuesta sea absurda. Una vez que pase el segundo trimestre y tengas una pequeña protuberancia, te resultará cada vez más difícil mantener el equilibrio sobre tu estómago, y mucho menos dormirte sobre él.

Dormir de lado durante el embarazo

Dormir de lado es fácilmente la opción más segura y cómoda durante el embarazo, y se vuelve prácticamente esencial durante el segundo y tercer trimestre.

La posición de lado optimiza el flujo de sangre y nutrientes hacia la placenta reduciendo la presión en la vena cava. También se ha descubierto que dormir de lado mejora la función de los riñones, lo que ayuda a que el cuerpo sea más eficiente en la eliminación de los desechos, así como en la reducción de la hinchazón de las manos, los tobillos y los pies.

Incluso durante el primer trimestre, las investigaciones han demostrado que dormir de lado te ayuda a respirar mejor y reduce la presión sobre el útero. Por lo tanto, aunque puede ser menos importante durante el primer trimestre, los médicos recomiendan que empieces a formar el hábito de todos modos.

Ver  ¿Es seguro dormir con mi bebé?

¿De qué lado debo dormir durante el embarazo?

Entonces, ¿qué es mejor: el izquierdo o el derecho?

La Asociación Americana del Embarazo aconseja a las mujeres que duerman del lado izquierdo durante el embarazo porque la vena cava inferior reside en el lado derecho. Por lo tanto, si te duermes sobre el lado derecho, se podría comprimir el órgano y restringir el flujo de sangre a la placenta. Otra razón para dormir del lado izquierdo es que esta posición puede evitar que el útero ponga peso sobre el hígado, que también reside en el lado derecho.

Sin embargo, los estudios no han demostrado que dormir del lado derecho restrinja la circulación de ninguna manera. La gran mayoría de los ginecólogos y obstetras modernos recomiendan que las mujeres embarazadas puedan dormir sobre el lado izquierdo o el derecho, ya que ambos proporcionan comodidad a la madre y seguridad al futuro bebé.

Así que para resumir: duerme en el lado que te resulte más cómodo. Y siéntate libre de cambiar entre el izquierdo y el derecho en cualquier momento de la noche.

dormir de lado durante el embarazo

¿Cómo puedo dormir cómodamente de lado durante el embarazo?

Dormir bien de lado no es algo natural para todas las mujeres embarazadas. Por el contrario, comúnmente toma varias semanas para que una mujer se acostumbre a dormir con su cuerpo en rápida evolución. Afortunadamente, sin embargo, hay una multitud de estrategias que podemos adoptar para facilitar el proceso.

Empieza a dormir de lado antes de tiempo

Si te has pasado toda la vida durmiendo boca abajo o de espaldas, cambiar de repente a la posición lateral será un gran golpe. La mayoría de los médicos recomiendan que empieces a dormir de lado gradualmente durante el primer trimestre, mucho antes de que la práctica sea esencial.

Doblar las rodillas

Cuando te duermes de costado, ya sea a la izquierda o a la derecha, es sensato mantener las rodillas dobladas en un ángulo recto. De esa manera, permites que la sangre circule más libremente por tus piernas, lo que evita que tu corazón tenga que trabajar más.

Levanta la pierna con una almohada

Inserta una almohada gruesa y resistente debajo de tu pierna superior para mantenerla en su lugar con firmeza. Mantener la pierna superior en esta posición te permite alinear correctamente tu cuerpo, disminuyendo así la presión sobre la parte inferior de la espalda y la pierna inferior.

Apoya la cabeza y la espalda con una almohada

Durante las últimas etapas, el embarazo puede hacer que la madre se enfrente a síntomas como la falta de aliento y la acidez estomacal. El uso de una almohada estándar para apoyar el cuello y la espalda ayudará a aliviar estos síntomas, resultando así en una mejor noche de sueño.

Pon una almohada fina debajo de la barriga

A partir de las 20 semanas aproximadamente, es una buena idea colocar una almohada fina debajo de la barriga para ayudar a soportar el peso del bebé en crecimiento. No es necesario que sea gruesa; unos pocos centímetros bastarán.

Ver  Cómo averiguar el color de pelo de tu bebé

Consiga una almohada especial para el embarazo

Si tu almohada para la cabeza no te da el apoyo que deseas, una almohada para el embarazo podría ser justo lo que el médico te recetó.

Hay una gran cantidad de almohadas para embarazadas especialmente diseñadas que se pueden comprar online, desde almohadas con forma de cuña hasta almohadas de apoyo con mucho cuerpo.

Usa varias almohadas

Algunas mujeres encuentran que la mejor manera de sentirse cómodas durante el embarazo es utilizar un conjunto de diferentes almohadas para apoyar varias partes del cuerpo. Por ejemplo, podrías utilizar una almohada normal para apoyar el cuello y una almohada de cuerpo entero para la espalda y el vientre para sostenerse firmemente en su lugar. Prueba varias combinaciones diferentes para encontrar la configuración que mejor se adapte a ti.

Cambia de posición a voluntad

Mientras que algunos expertos dicen que el lado izquierdo es la mejor posición para que una mujer embarazada duerma, en realidad, la diferencia es insignificante (si es que hay alguna). Así que si tienes una tendencia a dormir del lado derecho o simplemente te gusta cambiarlo en medio de la noche, entonces la buena noticia es que eres libre de dormir del lado que quieras.

Dormir en una butaca

Si te cuesta ponerte cómoda en la cama, intenta dormirte en una butaca o sillón. Las sillas reclinables a veces pueden ofrecer la cantidad adecuada de apoyo y el ángulo perfecto para ayudar a una mujer embarazada a conseguir ese precioso y ansiado sueño.

Dormir continuamente boca arriba durante el embarazo puede causar toda una serie de dolencias médicas a la futura mamá y potencialmente obstaculizar el desarrollo del feto. Las futuras madres deben esforzarse siempre por dormir de lado, usando una almohada de apoyo para mayor comodidad si es necesario.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 4

2691b77a1ad4f7f12ba041acdb460327?s=150&d=mp&r=g

Pediatra desde 2015, enamorada de mi trabajo. Tengo dos enormes renacuajos y un marido que cocina mejor que nadie.

Máster en Investigación Clínica y Postgrado en Divulgación Científica, también colaboro desde hace años como profesora en varios centros educativos y artículos científicos.

Empecé Revista del Bebé para ayudar a todas las madres y padres que lo pudieran necesitar, y así unifico mis grandes pasiones: los niños y escribir.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad