Guía para el destete nocturno: Qué es y cómo hacerlo

Los bebés necesitan mucha leche. Los nuevos padres deben esperar despertarse a todas horas de la noche para alimentar a sus bebés. Aunque el número de veces variará de un bebé a otro y dependerá de la cantidad de leche que tome cada vez, la mayoría de los padres pueden esperar alimentar a sus bebés entre 11 y 12 veces cada 24 horas. Esto suele significar despertarse en mitad de la noche para darle el pecho o el biberón.

Afortunadamente, con el tiempo, los padres pueden empezar a dejar de alimentar a sus bebés por la noche y pasar a hacerlo sólo durante el día. Esto se conoce como destete nocturno y es un hito importante en el desarrollo.

Una vez que el bebé ha conseguido dejar de alimentarse por la noche, tomará su último biberón o toma justo antes de irse a la cama. A partir de entonces, la siguiente toma debería ser por la mañana, cuando se despierte. Dormirá toda la noche sin ninguna dificultad, y tú también. Sinceramente, es una solución en la que todos ganan, ya que ambas partes dormirán mucho más a partir de ahora.

Guía para el destete nocturno

Cuándo se puede empezar el destete nocturno

Una vez que tu bebé tiene entre 4 y 6 meses, normalmente ya no necesita alimentarse por la noche (metabólicamente) y puede dormir toda la noche. Por lo tanto, esta es una buena edad para comenzar el proceso de destete.

Otros signos de que tu bebé está preparado para el destete nocturno son:

  • Las tomas nocturnas empiezan a interrumpir su sueño. Estos bebés suelen quejarse después de comer e incluso pueden despertarse con más frecuencia después, a pesar de no necesitar ser alimentados de nuevo.
  • El bebé se alimenta más por la noche que por el día. Es importante que los padres corten esto de raíz y establezcan un horario y una rutina estrictos. Antes de empezar con el destete nocturno, asegúrate de que tu bebé tiene un horario estricto de alimentación durante el día.
  • Es capaz de dormir solo por la noche. Antes de intentar el destete nocturno, tu bebé debería haber aprendido ciertas técnicas de autocalentamiento. Un bebé con problemas de sueño tendrá muchas más dificultades para el destete nocturno.
  • Duermen más tiempo durante la noche. Esto significa que los bebés se sienten más saciados y pueden salirse con la suya tomando menos leche por la noche. No es necesario despertar al bebé para una toma nocturna.

Los padres siempre deben discutir primero con un pediatra si deben empezar el destete nocturno de sus bebés. El pediatra puede determinar si el bebé está física y mentalmente preparado, y también podrá darte algunas señales adicionales que debes tener en cuenta. Además de las señales mencionadas, la mayoría de los pediatras recomiendan que los bebés pesen al menos 14 libras antes de que los padres intenten el destete nocturno.

Ver  Calcio durante el embarazo: cómo consumirlo en cantidad suficiente

Para obtener más información sobre el momento exacto en que debe comenzar el destete, puede consultar esta guía.

¿Cuánto tiempo dura el destete nocturno?

El éxito del destete nocturno es un alivio para muchos padres. Después de todo, es probable que apenas haya dormido durante los dos últimos meses mientras atendía a su pequeño bebé.

El tiempo que se tarda en dejar de alimentar al bebé por la noche dependerá de si se adopta un enfoque gradual o un enfoque en frío. El proceso de destete en frío suele durar unos tres días. El destete gradual puede durar varias semanas.

Destete nocturno en frío o gradual

En general, hay dos enfoques diferentes que se pueden adoptar: el de “llave en frío” y el gradual. El destete en frío es más rápido; sin embargo, la mayoría de los expertos recomiendan el destete gradual porque supone menos estrés para el bebé. Este es también nuestro enfoque preferido y en el que nos centraremos a lo largo de esta sección.

Antes de hacerlo, una última observación. Si optas por el enfoque de “pavo frío”, asegúrate de que tu bebé recibe toda la comida que necesita durante el día. No te olvides de controlar la cantidad que consume. A continuación, elimina todas las tomas nocturnas. Deja que tu bebé llore hasta que se calme.

Destete nocturno gradual

La mayoría de los padres no se sienten tan cómodos con el enfoque de “llave en mano” y suelen preferir un enfoque más suave para el destete nocturno. La forma de realizar el destete nocturno gradual dependerá de si tu bebé se alimenta con biberón o con leche materna. Esto es lo que debes saber en ambos casos.

Destete gradual para bebés alimentados con leche materna

Cuando se trata de bebés que toman el pecho, puede ser difícil determinar la cantidad de leche que consumen. Por este motivo, la mejor manera de desechar gradualmente a los bebés de la alimentación nocturna es acortar su tiempo de alimentación. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  • Cronometra el tiempo que amamantas a tu bebé durante varias noches para obtener una media
  • Reduce el tiempo de alimentación de 2 a 5 minutos cada dos noches o cada tres noches
  • Acomoda a tu bebé después
  • Deje de alimentar a su bebé cuando el tiempo de alimentación sea inferior a cinco minutos

Las madres que dan el pecho deben tener muy en cuenta el método de destete gradual. Si lo hacen de golpe, sus pechos pueden llenarse de leche de forma incómoda. Esto también puede provocar mastitis. El destete gradual también puede ser mucho más cómodo para las madres, ya que sus cuerpos comienzan a adaptarse a la producción de menos leche.

Destete gradual para bebés alimentados con biberón

Cuando se trata de bebés alimentados con biberón, es mucho más fácil calcular la cantidad de leche que hay que dar al bebé. A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  • Reduce la cantidad de leche que le das a tu bebé en 20 ml cada dos noches o cada tres noches
  • Acomoda a tu bebé después de alimentarlo
  • Deje de alimentar al bebé cuando tome menos de 60 ml de leche.

Las madres que se extraen leche del biberón en lugar de utilizar leche de fórmula deben seguir extrayéndose leche para sentirse más cómodas, aunque es posible que quieran extraerse cada vez menos para que su cuerpo produzca menos leche. El bombeo puede aliviar la presión sobre los pechos.

Ver  Mal aliento durante el embarazo: Causas y remedios

Consejos para el destete nocturno

El destete nocturno puede resultar fácil para algunos bebés y ser una pesadilla para otros. Es difícil saber cómo responderá tu bebé hasta que lo pruebes. De hecho, tu bebé podría sorprenderte.

A continuación te ofrecemos algunos consejos y trucos que puedes poner en práctica para aumentar tus posibilidades de destetar a tu bebé por la noche sin encontrar muchos obstáculos en el camino. Intenta poner en práctica el mayor número posible de ellos para pasar sin problemas de un hito del desarrollo a otro.

Controla la ingesta de tu bebé durante el día y la noche

Asegúrate de que tu bebé ingiere suficientes calorías durante el día y la noche. Para ello, controla la cantidad que consume. Si le das el pecho, controla la duración de la lactancia. Si le das el biberón, puedes controlar el volumen de leche que toma tu bebé durante el día y la noche.

Antes de empezar el destete nocturno, debes asegurarte de que tu bebé ya no toma tanta leche durante la noche. Durante el día, deberás asegurarte de que tu bebé sigue recibiendo la ingesta calórica recomendada, ya sea alimentándolo con más frecuencia durante el día o dándole comidas más abundantes. Cuando alimentes a tu bebé, elimina todas las distracciones posibles para que pueda concentrarse en la alimentación.

Un bebé que no recibe suficiente leche será más propenso a despertarse por la noche. Sentirá físicamente hambre y llorará hasta que le des de comer.

Haz que tu pareja calme al bebé

Las madres primerizas están agotadas durante los dos primeros meses, ya que tienen que despertarse a todas horas de la noche para alimentar a su bebé. Ahora puedes descansar y pedir a tu pareja que vaya a calmar al bebé. Al cabo de un tiempo, el bebé acabará entendiendo que llorar en mitad de la noche no le servirá para obtener leche, y utilizará otro tipo de técnicas de autocalentamiento para volver a dormirse.

Evita darle alimentos sólidos por la noche

Muchos padres se dan cuenta de que sus bebés empiezan a despertarse más a menudo después de introducir alimentos sólidos en su dieta. Lo más probable es que esto se deba a las dificultades de digestión. Muchos de estos alimentos son extraños para el cuerpo de tu bebé, por lo que tendrá que trabajar horas extras para digerirlo todo.

Cuando tu bebé se despierte por problemas digestivos, es posible que quiera alimentarse. La mejor manera de evitar este problema es evitar por completo los sólidos por la noche. Si quieres alimentar a tu bebé con alimentos sólidos, hazlo sólo durante el día.

Algunas personas creen que los alimentos sólidos son más ricos en nutrientes y pueden ayudar al bebé a superar el destete nocturno con más éxito. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que añadir alimentos sólidos a la dieta del bebé no le ayuda a dormir mejor o a dormir más por la noche.

Prueba la alimentación de ensueño

Si has notado que tu bebé no toma suficiente leche durante el día, puedes considerar una alimentación de ensueño como último recurso. Se trata de despertar al bebé sin despertarlo para alimentarlo una vez más. Esencialmente, es como alimentarlo mientras duerme.

Ver  El desayuno durante el embarazo: Qué comer y por qué

Para alimentar al bebé en sueños, deberás cogerlo con cuidado y ponerle el pecho o el biberón en los labios. La mayoría de los bebés empezarán a alimentarse aunque no estén completamente despiertos. Una vez que el bebé haya terminado, hazle eructar suavemente y vuelve a ponerlo a dormir.

Es importante tener en cuenta que la mayoría de las tomas de sueño son relativamente rápidas. No deberían durar más de 5 o 10 minutos. Para no molestar a tu bebé, realiza la alimentación nocturna lo más silenciosamente posible y sin encender ninguna luz en la habitación.

Haz que las tomas nocturnas sean rápidas

Si tu bebé se despierta por la noche y pide que le den de comer porque tiene hambre, debes darle de comer; pero haz que estas tomas nocturnas sean lo más rápidas posible. No intentes calmarlo abrazándolo o jugando con él después. Mantén las luces apagadas durante el tiempo de alimentación y evita las conversaciones o cualquier interacción, ya que cualquier interacción adicional sólo le animará a despertarse con más frecuencia durante la noche.

Una vez que hayas dado de comer a tu bebé, vuelve a acostarlo para que se duerma. No intentes calmarlo. Deja que se duerma solo. A veces, esto implicará muchos llantos.

La coherencia es la clave

Lo más importante es que seas constante. El destete nocturno puede ser muy agotador para los padres al principio; sin embargo, se hace mucho más fácil con el tiempo. Cuanto más constante sea, más rápido captará su bebé lo que está intentando hacer. Si no eres constante, confundirás a tu bebé y harás que se esfuerce más.

Incluso si el destete nocturno no parece funcionar al principio, intenta seguir adelante. Deja que tu bebé llore hasta que se tranquilice y vuelva a dormirse. Asegúrate de que tu bebé está bien alimentado, controlando su consumo de calorías. Si notas alguna respuesta extraña al destete nocturno, asegúrate de consultar con un pediatra antes de continuar.

El destete nocturno requiere tiempo

El destete nocturno requiere tiempo y persistencia. Es un proceso mucho más difícil para algunos bebés que para otros, y estos bebés pueden ser más quisquillosos y malhumorados o pueden tener dificultades para dormirse. Pero cuanto más constante sea, más probabilidades de éxito tendrá.

Si notas que a tu bebé le cuesta mucho adaptarse, siempre puedes tomarte el destete nocturno con más calma, alargando el tiempo entre cada reducción. También puedes interrumpir el destete en cualquier momento y mantener el mismo ritmo durante un tiempo.

Si tienes alguna duda o preocupación, asegúrate de consultar con un pediatra. También es una buena idea hablar de los progresos de tu bebé durante las citas y visitas para asegurarte de que vas por el buen camino.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 1

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad