Crecimiento acelerado del bebé – Lo que necesitas saber

El crecimiento acelerado no es sólo producto de tu imaginación. No es un cuento inventado para justificar el comportamiento de un bebé inquieto. Los períodos de crecimiento rápido ocurren, y pueden tomar a un padre desprevenido.

crecimiento acelerado en bebes

Ser padre primerizo es probablemente una de las cosas más intimidantes por las que pasa cualquier humano. Es porque los bebés son tan complejos, y siempre pareces estar un paso atrás. Si tan sólo pudieran decirte qué es lo que está mal cuando lloran y gritan durante horas. Una de las razones por las que los bebés se comportan mal es por el crecimiento acelerado.

¿Qué es el crecimiento acelerado?

La respuesta corta es que un crecimiento acelerado es el período de crecimiento rápido de su bebé. Sin embargo, estos períodos de crecimiento no están reservados sólo para los bebés. Hay algunos periodos típicos de crecimiento rápido durante el primer año de vida del bebé. Después de eso, estos periodos de crecimiento se hacen menos frecuentes, pero duran mucho más tiempo.

Ver  Dolor de espalda posparto: por qué se produce y cómo afrontarlo

Si pensamos en los adolescentes, tienden a tener un crecimiento acelerado entre los 14 y 15 años, y dura un buen tiempo. Lo bueno es que estos brotes son completamente naturales y todos los pasan por ellos. Todos se comportan de la misma manera cuando tienen un crecimiento acelerado.

¿Cuáles son las señales del crecimiento acelerado?

La señal más obvia a la que puedes estar atento es el aumento de la ingesta de alimentos. Los bebés amamantados tienden a beber más de lo normal durante un periodo de crecimiento acelerado. Pueden beber tan frecuentemente como cada hora durante este tiempo. Puede que en ese momento piense que no está produciendo suficiente leche, para empezar. Afortunadamente, está produciendo suficiente leche. Es sólo que el bebé usa la leche a un ritmo mucho más rápido.

crecimiento acelerado del bebe

Aparte del horario de alimentación que se invierte, cuando los bebés pasan por un periodo de crecimiento, tienden a estar mucho más inquietos. Esto se debe principalmente a la incomodidad del cuerpo. Crecer a un ritmo rápido puede ser doloroso. Pregúntenle a cualquier adolescente cuyos pies hayan empezado a crecer.

Ver  ¿Cuando empiezan a ponerse de pie los bebés? - Lo que puedes esperar

A veces, el dolor es demasiado, y tienen problemas para caminar.

El último signo que probablemente se pase por alto es el sueño excesivo. En el día o los dos días previos al crecimiento acelerado, su bebé podría pasar por un período en el que duerme mucho más de lo habitual. Esto se debe a los cambios que el cuerpo necesita para poder afrontar el cambio.

¿Qué debo hacer?

Lidiar con los períodos de crecimiento acelerado puede ser a veces muy agotador debido a los estados de ánimo del bebé y al apretado calendario de alimentación. Sin embargo, hay un par de cosas que puede hacer para aliviar el estrés de un crecimiento acelerado.

Lo primero que debe intentar hacer es vigilar al bebé y seguir su ejemplo. Cuando parezca que se alimenta demasiado, lo único que debe hacer es asegurarse de que está disponible para alimentarse. Pueden volverse aún más inquietos si no los alimenta lo suficiente. En casos como éste, nunca debe tratar de impedir que su bebé se alimente. En lugar de ello, programe los intervalos entre las comidas y ajuste su horario de alimentación en consecuencia.

Ver  El papel esencial del ácido fólico durante el embarazo

Oferta y demanda

Cuando su bebé atraviesa un período de crecimiento, usted necesita proporcionarle la leche (si le da el pecho). Entonces es una idea inteligente asegurarse de que produce suficiente leche. Hay muchas maneras de hacerlo, pero la más importante es alimentarlo regularmente.

Si su bebé llora media hora después de su último amamantamiento, dale el pecho. Muchas mamás tienden a pensar que pueden sobrealimentar a sus bebés, o creen que el bebé tiene un problema totalmente ajeno que está causando el alboroto. Cuando tenga dudas, siempre opte por la alimentación. Lo peor que puede pasar es que su bebé rechace la oferta.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 1

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad