Guía para la candidiasis oral: Lengua blanca en el bebé

Su recién nacido es lo más importante en su vida, y usted hará todo lo que pueda para mantenerlo a salvo. Por lo tanto, es natural que se preocupe si nota que la lengua de su bebé no es rosa como debería ser, sino que tiene una capa blanca. Aunque una lengua blanca en un bebé no es exactamente normal, tenga la seguridad de que tampoco es inusual. Por lo general, la causa es la candidiasis oral, una enfermedad fácil de tratar, pero incluso podría ser algo simple como un residuo de leche.

candidiasis oral

¿Qué es la candidiasis oral?

La lengua blanca de un bebé puede ser causada por una infección por hongos llamada candidiasis oral. Esto se produce cuando el hongo de la Candida crece fuera de control. Es el mismo tipo de hongo que causa la rozadura de pañal y las infecciones vaginales por hongos. La candidiasis oral es una infección que se forma en las zonas de la boca del bebé que éste utiliza para chupar, incluyendo la lengua, la parte interior de las mejillas y los labios.

¿Cuáles son los síntomas y las señales de la candidiasis oral?

No todas las lenguas blancas de un bebé se deben a la candidiasis oral. Lo primero que hay que comprobar es si puede cepillar o limpiar la capa blanca de la lengua de su bebé. Si puede, la candidiasis oral no es el problema. Además, si la causa es la candidiasis oral, la capa blanca no sólo estará en la lengua, sino también en la parte interior de las mejillas, las encías o los labios.

Por lo general, aparece en forma de parches irregulares amarillos o blancos que pueden causar dolor y molestias al chupar o comer. Si su bebé está especialmente inquieto o angustiado durante las comidas o al chupar un chupete, esto podría ser un signo de que está sufriendo candidiasis oral.

¿Qué hago si mi bebé tiene candidiasis oral?

Si detecta estos síntomas, no tiene por qué entrar en pánico. Sin embargo, debe asegurarse de tratar la infección aunque parezca leve y no esté causando problemas. La infección podría empeorar y esto le causaría a su bebé una molestia o dolor que dificultaría su alimentación. Por lo tanto, es importante concertar una cita para ver al pediatra de su bebé para que éste pueda hacerse un chequeo, recibir un diagnóstico y se le prescriba un medicamento que curará la infección rápidamente.

Ver  Los terribles dos años: las rabietas de los niños pequeños y cómo afrontarlas

¿Qué causa la candidiasis oral?

La candidiasis oral rara vez se ve en los adultos, pero es relativamente común en los bebés. ¿Por qué es este el caso?

Los bebés tienen un sistema inmunológico en desarrollo que no es lo suficientemente fuerte como para combatir siempre las infecciones o los gérmenes. Esto significa que los hongos pueden crecer más fácilmente. Sin embargo, los sistemas inmunológicos débiles no son los únicos culpables. Si tu pequeño está tomando antibióticos para otra infección, también pueden matar las bacterias buenas, y esto favorece el crecimiento de los hongos. Si está amamantando, es posible que sus pezones también tengan hongos sin que usted lo sepa y esto podría haberse propagado a la boca de su bebé.

¿Cómo se trata la candidiasis oral?

Es natural que te preocupes si a tu bebé se le diagnostica algún tipo de infección. Sin embargo, tenga la seguridad de que la candidiasis oral es fácil de tratar y es muy común en los bebés. Normalmente, a su bebé se le prescribe un tratamiento antimicótico líquido que puede aplicarse directamente sobre las manchas blancas.

Este medicamento sólo funcionará correctamente si se permite que permanezca en la boca o en la lengua del bebé durante al menos media hora, así que asegúrese de que sólo le da el tratamiento a su pequeño un mínimo de 30 minutos antes de la hora de comer. Una vez que el bebé empiece a tomar el medicamento, la infección desaparecerá en unos pocos días.

¿Debería preocuparme por la candidiasis oral si estoy amamantando?

Tanto los bebés amamantados como los alimentados con biberón pueden desarrollar candidiasis oral. Sin embargo, si está amamantando, hay algunas consideraciones adicionales que debe tener en cuenta. Esto se debe a que usted y su bebé pueden contagiarse mutuamente la infección. La candidiasis del pezón no es un problema común pero ocurre. Los síntomas que hay que tener en cuenta son los pezones dolorosos que aparecen repentinamente después de una lactancia sin dolor. Los pezones también pueden tener ampollas, picor o grietas, o pueden empezar a doler después de la lactancia.

Si tiene candidiasis en los pezones, el tratamiento de su bebé no resolverá el problema. El medicamento eliminará la infección de su bebé, pero si su propia infección no se trata también, terminará propagando la enfermedad de un lado a otro entre ustedes.

Puede comprar una crema antimicótica para aplicarla alrededor y sobre los pezones después de cada comida. Por lo general, esto será suficiente para matar la infección. Si la infección es especialmente persistente, es posible que deba consultar a su médico y obtener una receta para una crema antimicótica más fuerte.

Ver  La teoría de Ramzi: ¿Puede ayudar a predecir el sexo de mi bebé?

Como los hongos prosperan en zonas húmedas y cálidas, deberías dejar que tu pecho se seque al aire tanto como puedas antes de ponerte el sujetador. Además, recuerde que debe lavarse los pezones para asegurarse de que se elimine cualquier residuo de crema antes de amamantar al bebé. Si sigue estos consejos, verá que sus síntomas desaparecen en unos pocos días.

¿Existe alguna otra causa de la lengua blanca en un bebé?

La lengua blanca de un bebé puede ser una candidiasis oral, pero también puede ser algo mucho más sencillo: residuos de leche. Puede ser difícil distinguir entre los residuos de leche y la candidiasis oral ya que son muy similares, pero una forma fácil de detectar la diferencia es intentar limpiar los residuos con un paño húmedo y caliente. Si usted encuentra que el residuo es menos notable o puede ser limpiado fácilmente, el problema es el residuo de leche, no el tordo. Además, sólo será visible en la lengua del bebé, no en sus labios o mejillas.

¿Por qué se producen residuos de leche? La causa es simplemente porque a su bebé le falta saliva. Los recién nacidos tienen una boca diferente a la de un adulto. No producen ni de cerca tanta saliva como un adulto en los primeros cuatro meses de vida. Con menos saliva, sus bocas no pueden lavar la leche fácilmente.

Además, los residuos de leche se producen con más frecuencia en los bebés con lengua atada. Esta es una condición que restringe el movimiento de la lengua. Si la lengua de su bebé no puede llegar al paladar, hay menos fricción y esto hace que se acumulen residuos de leche. Los bebés con paladar alto también tienen un problema similar, ya que su lengua tampoco puede llegar a la parte superior de la boca.

Cualquiera que sea la causa, los residuos de leche no son permanentes y no son motivo de preocupación. La lengua blanca de un bebé con residuos de leche desaparecerá una vez que su pequeño sea capaz de producir más saliva o cuando empiece a comer sólidos.

¿Debo llevar a mi bebé al médico por su lengua blanca?

Las candidiasis no tratadas a menudo causan molestias y dolor, y esto hace que su bebé se sienta angustiado y molesto. Si descubre que su pequeño tiene la lengua blanca y no puede quitársela con un paño húmedo y caliente, debe visitar a su pediatra. Además, si a su bebé se le diagnostica candidiasis oral y usted está amamantando, debe visitar a su médico si le duelen los pechos o los pezones para recibir tratamiento.

Como prevenir la candidiasis oral de un bebé

La lengua blanca en un bebé causada por residuos de leche puede prevenirse cepillando o limpiando suavemente la lengua de su pequeño después de cada comida. Para prevenir la candidiasis, lo mejor es asegurarse de que ha esterilizado correctamente todo el equipo que utiliza para alimentar a su bebé, incluyendo biberones, extractores de leche, así como los juguetes y chupetes que el bebé se lleva a la boca.

Ver  ¿Las semillas de Fenogreco aumentarán la producción de leche?

Si sufre de candidiasis en los pezones, puede prevenir la infección cambiando el sujetador con frecuencia y asegurándose de que sus pechos estén completamente secos entre el cambio de ropa. Use sostenes de algodón que no atrapen la humedad y asegúrese de que sus sostenes se lavan bien en agua caliente después de cada uso. Intenta evitar tomar antibióticos a menos que realmente los necesites, ya que los antibióticos suelen provocar infecciones por hongos.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque siga estos pasos, su bebé podría desarrollar candidiasis oral igualmente. Esto se debe a que su bebé se encontrará con los hongos cuando pase por el canal de parto. Recuerde también que si se ha extraído o congelado leche materna mientras usted y su bebé tenían candidiasis oral, désela a su pequeño durante el proceso de tratamiento. Si esperas hasta después para alimentar a tu pequeño con la leche, la infección podría volver fácilmente.

¿Puedo amamantar a un bebé con candidiasis oral?

Puede que le preocupe la lactancia si a usted o a su bebé le han diagnosticado candidiasis oral, sin mencionar el hecho de que puede ser doloroso para ambos. Sin embargo, es importante que siga ofreciendo el biberón o el pecho a su bebé, incluso mientras esté sufriendo. Una vez que el medicamento comience a hacer efecto, los síntomas desaparecerán y su pequeño podrá volver a comer normalmente y sus pezones dejarán de dolerle.

¡Puntua este artículo!

/ 5. Número de votos:

2691b77a1ad4f7f12ba041acdb460327?s=150&d=mp&r=g

Pediatra desde 2015, enamorada de mi trabajo. Tengo dos enormes renacuajos y un marido que cocina mejor que nadie.

Máster en Investigación Clínica y Postgrado en Divulgación Científica, también colaboro desde hace años como profesora en varios centros educativos y artículos científicos.

Empezé Revista del Bebé para ayudar a todas las madres y padres que lo pudieran necesitar, y así unifico mis grandes pasiones: los niños y escribir.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad