Bebé bizco: ¿es motivo de preocupación?

No hay nada más bonito que un bebé recién nacido. Si acaba de traer a casa a un nuevo miembro de la familia, sin duda ya ha pasado innumerables horas admirando su adorable rostro. Durante ese tiempo, es posible que se haya dado cuenta de que su bebé tiene los ojos cruzados. Lo primero que hay que saber sobre los ojos cruzados en los bebés es que se trata de algo bastante común y que casi siempre no hay de qué preocuparse.

El término médico para referirse a la desalineación de los ojos es estrabismo, y es algo que experimentan aproximadamente 1 de cada 20 recién nacidos. En algunos casos, apenas se nota. En otros, los ojos pueden mirar en direcciones opuestas. Este problema puede afectar sólo a un ojo, o ambos pueden desviarse.

Independientemente de la importancia que tenga el estrabismo para su hijo, querrá aprender todo lo que pueda sobre esta afección y la mejor forma de abordarla. Tenga en cuenta que, incluso cuando un bebé no supera este problema (lo cual es poco frecuente), casi siempre es tratable y no causará problemas a largo plazo a su pequeño.

Qué hacer si tu bebé sufre estrabismo

Lo primero que debes hacer si notas que los ojos de tu recién nacido se cruzan es comentárselo al otro progenitor o a otro cuidador de tu pequeño. Esto es especialmente importante si la desalineación no es extrema. Una vez que todas las personas que pasan mucho tiempo con su hijo estén al tanto de sus preocupaciones, querrá empezar a registrar tantos detalles como sea posible.

En caso de que tenga que acudir a un oftalmólogo, éste podrá hacer un mejor diagnóstico si tiene más información sobre los síntomas. Algunos datos clave que debes anotar cuando notes que los ojos de tu hijo se cruzan son

  • Hora del día – ¿Cuándo ocurre (especialmente en relación con su horario de sueño)?
  • Qué ojo – ¿Siempre se pregunta por un ojo o por los dos?
  • Dirección de los ojos – ¿Hacia dónde miran los ojos cuando están desalineados?
  • Frecuencia – ¿Sus ojos se cruzan siempre o sólo a veces?

Cuándo contactar con el médico

Si los ojos de tu bebé siguen cruzados después de cuatro meses, es bueno que pienses en consultar a tu médico. La mayoría de los recién nacidos visitarán al médico varias veces a lo largo del primer año, por lo que normalmente puedes hacérselo saber en una visita periódica. Aunque la mayoría de los bebés que tienen los ojos cruzados acaban superándolo sin ninguna intervención, es una buena idea mantener informado a su pediatra para que pueda ofrecerle orientación.

Ver  El papel esencial del ácido fólico durante el embarazo

Si la próxima visita al médico no va a tener lugar hasta dentro de un mes o más, o si notas que los ojos de tu pequeño se cruzan más, llama a la consulta del médico. Ellos podrán indicarte si debes llevar a tu bebé de inmediato o si es mejor esperar a la siguiente cita. Por supuesto, si la situación te produce ansiedad, siempre puedes pedir una cita para tranquilizarte.

Diferentes tipos de ojos cruzados

Los oftalmólogos tienen diferentes nombres para los distintos tipos de estrabismo en función de los síntomas que se presenten. Cuando es necesario un tratamiento, las medidas específicas que se tomen dependerán a menudo de la gravedad de la desalineación y de cómo se comporten exactamente los ojos.

Esotropía

Es cuando uno o ambos ojos se giran hacia la nariz. Es el tipo más común de estrabismo. Aproximadamente el 3% de los niños la experimentan en algún momento, siendo los primeros meses después del nacimiento el momento más común.

Exotropía

Es cuando uno o ambos ojos se alejan de la nariz, hacia el exterior de la cara. Algo más del 1% de los niños experimentan este problema.

Hipertropía

Con la hipertropía, los ojos de su hijo están desalineados verticalmente. Un ojo mira más hacia arriba que el otro. Los ojos desalineados verticalmente son mucho menos comunes que los problemas horizontales y sólo afectan a 1 de cada 400 niños (ya sea hipertropía o hipotropía).

Hipotropía

La hipotropía es lo contrario de la hipertropía y es cuando el ojo impactado apunta hacia abajo más que el otro.

Causas de los ojos cruzados o desalineados

Hay bastantes cosas que pueden hacer que su recién nacido tenga los ojos cruzados o desalineados. A veces, usted mismo podrá determinar la causa exacta del problema. Otras veces, un médico tendrá que realizar algunas pruebas para identificar exactamente la causa del problema.

Desarrollo normal

En la mayoría de los casos, los bebés bizcos están atravesando un desarrollo normal. Sus ojos y su cerebro están aprendiendo constantemente a realizar todas las actividades normales, incluido el control de sus ojos. La mayoría de los recién nacidos que tienen los ojos cruzados dejarán de tenerlos cuando tengan cuatro meses.

Debilidad muscular

El ojo está controlado por músculos situados en la parte posterior del ojo. Si los músculos son débiles en uno de los ojos, es posible que no se pueda controlar con precisión el ojo para que se alinee perfectamente con el otro. En la mayoría de los casos, los músculos se fortalecerán con el tiempo. En algunas situaciones, el cerebro simplemente dejará de intentar utilizar el ojo más débil, lo que puede hacer que el problema empeore. En estos casos, será necesario un tratamiento.

Ver  ¿Qué es el destete? - ¿Cuándo deberías empezar a destetar?

Agotamiento

Al igual que los adultos, los recién nacidos a veces no se duermen enseguida cuando están cansados. Además, a veces su cerebro deja de procesar las señales de los ojos antes de que se cierren. Esto suele parecer que los ojos están cruzados, pero en realidad es sólo el estado de relajación de los ojos que es normal cuando se duerme.

Genética

Si hay antecedentes de estrabismo en tu familia, tu bebé tiene más probabilidades de sufrir este problema. Las familias con este problema querrán prestar especial atención a los ojos de su recién nacido y buscar atención médica antes que otras personas. Cuando se trata a tiempo, suele ser más fácil resolver los ojos cruzados.

Traumatismos

Los traumatismos en los ojos pueden hacer que se pongan bizcos. Este traumatismo puede incluir una intervención quirúrgica, lesiones en la cabeza o incluso un simple golpe directo en el ojo. En la mayoría de los casos, el estrabismo causado por un traumatismo se resuelve por sí mismo a medida que el ojo se cura de forma natural.

Problemas neurológicos

Hay algunos problemas neurológicos que pueden hacer que tu bebé tenga problemas para alinear sus ojos. Esto puede deberse a problemas con los nervios del ojo que envían señales al cerebro, a problemas del cerebro para procesarlas o a otras condiciones poco frecuentes.

Tratamientos para los ojos cruzados

El tratamiento más habitual para los ojos bizcos en los bebés es, en realidad, no aplicar ningún tratamiento. Dado que los recién nacidos suelen superar este problema de forma natural a medida que se desarrollan, los médicos suelen esperar y ver qué pasa hasta que su hijo tenga 3-4 meses. Si el problema no se resuelve por sí solo o empeora, existen varias opciones de tratamiento.

Cuando sea necesario un tratamiento, es casi seguro que su médico de familia le remitirá a un oftalmólogo para que planifique y administre las opciones de tratamiento, que pueden incluir una o varias de las siguientes.

Parche ocular

Cuando un bebé tiene los ojos cruzados porque uno de sus ojos es más débil que el otro, el tratamiento más habitual es “ejercitar” el ojo débil para ayudarle a desarrollarse. La primera forma de intentar hacerlo es colocar un parche en el ojo bueno de tu pequeño, que le obligue a utilizar exclusivamente el ojo más débil.

Su oftalmólogo le dará instrucciones sobre la frecuencia con la que su bebé debe llevar el parche ocular, y durante cuánto tiempo cada vez. Dado que los bebés se desarrollan rápidamente en esta etapa de la vida, este tipo de terapia puede obtener grandes resultados con sorprendente rapidez.

Gotas oculares

Las gotas oculares son una opción alternativa al parche ocular si tienes un pequeño que intenta quitarse el parche constantemente. Estas gotas oculares difuminan la visión del ojo bueno, lo que obliga a confiar y fortalecer el ojo más débil.

Ver  ¿No ganas peso durante el embarazo? No te asustes

Cirugía

En casos más graves, o en situaciones en las que el parche o las gotas oculares no han funcionado, la cirugía puede ser una opción. Un cirujano entrará con cuidado y apretará o aflojará los músculos detrás del ojo. Esto permitirá que los ojos de su bebé se alineen correctamente. La cirugía es una opción mucho más común cuando los ojos están siempre cruzados que para aquellos cuyos ojos sólo se cruzan ocasionalmente.

Botox

Algunos oftalmólogos inyectan pequeñas cantidades de Botox en los músculos del ojo. Esto puede considerarse como una alternativa a la cirugía, o una opción cuando la cirugía no es efectiva. El Botox paraliza ligeramente los músculos, lo que puede ayudar a mejorar la alineación.

Perspectiva a largo plazo para su bebé

Al final, puede descansar tranquilamente sabiendo que las probabilidades están muy a favor de que su bebé tenga una visión normal y unos ojos que no se crucen cuando crezca. Incluso si los ojos de su pequeño no se corrigen por sí solos, las opciones de tratamiento disponibles hoy en día son muy eficaces.

Por último, incluso si su recién nacido es uno de los casos excepcionalmente raros en los que los tratamientos no solucionan los ojos cruzados, es probable que pueda obtener alivio utilizando gafas o lentes de contacto. Por el momento, asegúrese de vigilar de cerca los ojos de su pequeño y colabore con su médico para asegurarse de que recibe el tratamiento necesario.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 1

2691b77a1ad4f7f12ba041acdb460327?s=150&d=mp&r=g

Pediatra desde 2015, enamorada de mi trabajo. Tengo dos enormes renacuajos y un marido que cocina mejor que nadie.

Máster en Investigación Clínica y Postgrado en Divulgación Científica, también colaboro desde hace años como profesora en varios centros educativos y artículos científicos.

Empezé Revista del Bebé para ayudar a todas las madres y padres que lo pudieran necesitar, y así unifico mis grandes pasiones: los niños y escribir.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad