¿Por qué tenemos antojos en el embarazo? – Lo que necesitas saber

Si alguna vez has visto una película o un programa de televisión en el que aparece una mujer embarazada, puedes estar seguro de que en algún momento alguien habrá mencionado los antojos de embarazo. Mientras que comer bistec con mezcla de brownie encima puede parecer repelente para la mayoría de nosotros, para algunas mujeres embarazadas puede parecer una comida de ensueño. ¿Por qué? La respuesta es simple: los antojos en el embarazo.

La gran pregunta, sin embargo, es ¿qué hay detrás de estas fantasías alimenticias? ¿Son alguna vez perjudiciales? Los médicos dicen que la respuesta depende del tipo de comida que se desee. En este artículo analizamos con más detalle por qué se produce este fenómeno y si debería preocuparse.

antojos en el embarazo

¿Qué necesita su cuerpo?

Nadie sabe realmente por qué las mujeres tienen antojos en el embarazo, pero hay algunas teorías que sugieren que podrían deberse a que la madre carece de ciertos nutrientes. Algunos expertos creen que los antojos son el cuerpo pidiendo algo que necesita. Por ejemplo, el clásico antojo de pepinillos podría deberse a la necesidad de sodio, mientras que el deseo de helado de chocolate podría deberse a que el cuerpo necesita más grasa, azúcares o calcio. El cuerpo puede no necesitar el alimento en particular que se anhela, sino más bien algo que se encuentra en la comida.

¿Las papilas gustativas afectan a los antojos en el embarazo?

Los expertos creen que las papilas gustativas pueden desempeñar un papel clave en la forma en que una mujer embarazada interpreta las necesidades de su cuerpo. Durante el embarazo, los niveles hormonales aumentan drásticamente y esto altera su sentido del olfato y del gusto. Esto significa que ciertos olores y sabores se vuelven más ofensivos o atractivos. Esto puede provocar aversiones a la comida durante el embarazo que pueden desencadenar náuseas matinales, vómitos y náuseas.

¿Cuándo empiezan los antojos en el embarazo?

No todas las mujeres experimentan antojos en el embarazo. Las que sí lo hacen generalmente comienzan a experimentarlos durante los primeros tres meses de embarazo (también conocido como el primer trimestre). Luego, los antojos suelen llegar a su punto máximo en el segundo trimestre antes de disminuir en el tercero. En algunos casos, los antojos pueden continuar después del nacimiento del bebé, pero esto es poco frecuente. De hecho, muchas mujeres sienten antojos de un determinado alimento durante unos días o semanas antes de que el antojo cambie a otra cosa.

Ver  Cómo Controlar El Hipo Infantil

¿Qué hay de la aversión a la comida?

La aversión a la comida es lo opuesto al deseo de consumir – es un término que se utiliza para describir la sensación que una mujer puede desarrollar cuando simplemente no puede soportar la idea de consumir un tipo de comida o bebida en particular. La aversión a la comida tiende a comenzar más o menos al mismo tiempo que los antojos en el embarazo.

Los expertos han sugerido que la aversión a la comida puede estar relacionada con los vómitos y las náuseas causadas por las náuseas matinales. Por ejemplo, muchas mujeres embarazadas descubren que desarrollan una aversión a la carne durante el embarazo. El olor o la vista de la carne cruda, los olores de la cocción o incluso la textura de la carne cocida pueden hacer que muchas mujeres embarazadas se sientan enfermas. De hecho, los estudios han demostrado que las mujeres que comen más carne durante el embarazo tienen más probabilidades de experimentar un aumento en los niveles de náuseas matinales.

Los investigadores creen que esto podría deberse a que la carne puede contener bacterias potencialmente dañinas para el bebé y la madre, que podrían enfermarlos. Si el cuerpo hace de la carne una opción poco atractiva, puede inducir una aversión que puede proteger tanto a la madre como al bebé de los daños.

¿Pueden ser peligrosos los antojos en el embarazo?

Aunque algunos antojos en el embarazo parecen extraños, en la mayoría de los casos no son peligrosos ni para el bebé ni para la madre. Sin embargo, hay algunos casos en los que la madre comienza a tener antojos de algo que no es un alimento. Esta es una condición llamada “pica”. Pica es un término usado para describir un caso en el que alguien tiene una necesidad abrumadora de comer algo que no es comestible y que podría causar daño tanto al bebé como a la madre.

Algunas mujeres encuentran que se les antojan cosas como tierra, lápices de colores o almidón de lavandería cuando están embarazadas. Claramente estos artículos no están destinados a ser consumidos, pero la necesidad de comerlos puede ser abrumadora. Esto puede llevar a algunas mujeres a adoptar conductas alimentarias peligrosas, como el consumo de sustancias no alimentarias que podrían ser peligrosas para comer.

¿Qué debo saber sobre la pica?

No se sabe mucho sobre la pica. Sin embargo, algunos expertos creen que estos antojos podrían representar alguna forma de deficiencia nutricional, como la necesidad de más hierro. Pero, no existen estudios que prueben esta teoría.

En algunas circunstancias, es posible que tales antojos puedan tener un componente étnico o cultural que fomente el consumo de artículos no alimentarios peligrosos. Algunas comunidades alientan a satisfacer estos tipos de antojos, ya sea que estén relacionados con la alimentación o no. Evidentemente, esto puede ser problemático.

¿Por qué los antojos en el embarazo de pica son peligrosos?

Uno de los elementos más peligrosos de los antojos en el embarazo pica es cuando la mujer experimenta un impulso de comer plomo en forma de arcilla o suciedad. Esto puede causar que el bebé tenga problemas de desarrollo como problemas de audición, falta de habilidades motoras o bajo coeficiente intelectual y verbal.

Ver  Leche de fórmula para bebés: Cuánto necesitan y cuándo

Cuando los bebés están expuestos al plomo antes de nacer, también pueden correr un mayor riesgo de desarrollar TDAH o problemas de aprendizaje. Comer tierra durante el embarazo puede provocar envenenamiento por plomo, lo que puede resultar en graves daños neurológicos para el feto. Por lo tanto, si una mujer embarazada tiene antojo de productos no alimenticios, debe buscar inmediatamente asesoramiento médico y hacerse un examen para detectar deficiencias nutricionales de zinc o hierro.

antojos embarazada

¿Qué pasa con otros antojos en el embarazo?

Para la mayoría de las mujeres embarazadas, los antojos se clasifican en varias categorías: alimentos salados, picantes, agrios o dulces. Sólo alrededor del 10% de las mujeres tienen antojos de verduras y frutas saludables durante el embarazo. Por eso algunos médicos se preocupan por los antojos, aunque sean de alimentos normales.

Si una mujer se llena de alimentos que se le antojan en lugar de comer alimentos nutritivos que la beneficien a ella y a su futuro bebé, pueden producirse deficiencias graves tanto en la madre como en el bebé. Esto se debe a que los alimentos anhelados durante el embarazo suelen estar llenos de calorías vacías. Los antojos también pueden llevar a un aumento excesivo de peso, lo que puede dar lugar a problemas de salud a largo plazo para la madre y el niño. Muchas mujeres que se quedan embarazadas ya tienen sobrepeso o incluso son obesas, lo que significa que es especialmente importante asegurarse de que se evite un aumento de peso excesivo durante el embarazo.

Cuando las mujeres embarazadas aumentan demasiado peso, el riesgo de desarrollar preeclampsia (una complicación durante el embarazo que se diagnostica mediante una presión arterial persistentemente alta) es mucho mayor. El aumento de peso también puede causar un mayor riesgo de que surjan problemas durante el trabajo de preparto o el parto. Las mujeres que tienen un peso corporal normal antes de quedar embarazadas deben aumentar sólo de 10 a 15 Kg durante esos nueve meses. En el caso de las mujeres con sobrepeso, sólo se debe observar un aumento de peso de 7 a 12 Kg.

Por lo tanto, los médicos creen que el manejo adecuado de los antojos en el embarazo puede desempeñar un papel importante para asegurar que las mujeres embarazadas no aumenten una cantidad peligrosa de peso.

¿Cómo manejo los antojos en el embarazo?

Si se le antojan alimentos con alto contenido de grasa o azúcar durante el embarazo, es probable que experimente un aumento excesivo de peso en una etapa temprana si cede a esos deseos. Si tiene un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional, ceder a esos antojos de alimentos azucarados podría ser aún más peligroso. Por eso es tan vital manejar esos antojos adecuadamente.

Ver  ¿Escuchar ruidos fuertes durante el embarazo puede dañar a mi bebé?

La clave está en saber lo que tu cuerpo realmente quiere cuando experimentas un antojo. Entonces podrás encontrar una alternativa más saludable que te satisfaga sin causar aumento de peso o problemas de salud. En lugar de simplemente buscar directamente la comida que crees que deseas, tómate unos momentos para tratar de entender lo que tu cuerpo puede necesitar en su lugar.

Por ejemplo, si se te antoja un helado de fresa, haz una pausa por un momento y rompe ese antojo. ¿Es la frialdad que se me antoja? ¿Una textura cremosa y suave? ¿O es la dulzura de las fresas lo que realmente quieres? Una vez que sepas lo que realmente deseas puedes elegir una alternativa más saludable. Un tazón de fresas, un yogur de fresa o un sorbete podría satisfacer un antojo de azúcar de una manera sabrosa pero relativamente saludable. Por otro lado, si realmente necesitas el calcio del helado, puedes elegir un poco de queso o yogur.

¿Qué alimentos debo comer cuando tengo antojos en el embarazo?

Hay muchos alimentos saludables que puedes elegir si estás experimentando algunos de los antojos no saludables más comunes en un embarazo. Intente reemmplazar toda la comida procesada y con muchas grasas y azúcares.

Puedes probar de comer fruta (que también tiene azúcar, pero “del bueno”), yogurt o un poco de pan. Estas alternativas más saludables podrían ayudarle a satisfacer sus ansias durante el embarazo sin causarle daño a usted o a su bebé.

Quizás le interese este artículo sobre cómo afecta la alimentación de una madre a su leche.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 8

2691b77a1ad4f7f12ba041acdb460327?s=150&d=mp&r=g

Pediatra desde 2015, enamorada de mi trabajo. Tengo dos enormes renacuajos y un marido que cocina mejor que nadie.

Máster en Investigación Clínica y Postgrado en Divulgación Científica, también colaboro desde hace años como profesora en varios centros educativos y artículos científicos.

Empezé Revista del Bebé para ayudar a todas las madres y padres que lo pudieran necesitar, y así unifico mis grandes pasiones: los niños y escribir.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad