El papel esencial del ácido fólico durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben asegurarse de consumir suficiente ácido fólico durante el embarazo. El ácido fólico es un tipo de vitamina B que necesitan tanto la madre como el bebé en crecimiento. El ácido fólico desempeña un papel importante en la regulación de la producción de nuevas células, especialmente de glóbulos rojos, dentro de la madre.

También es un nutriente esencial para el bebé, ya que es un componente importante en el desarrollo del tubo neural. En resumen, es necesario para el desarrollo saludable del cerebro y la médula espinal. Pero no se preocupe: los 500 mcg de ácido fólico que la mayoría de las mujeres embarazadas necesitan cada día son fáciles de alcanzar a través de una dieta que contenga alimentos fortificados, verduras de hoja verde, huevos o carnes de órganos, así como la administración de suplementos si es necesario.

¿Cuánto ácido fólico necesito durante el embarazo?

La cantidad de ácido fólico que se necesita durante el embarazo dependerá de si alguno de los padres tiene antecedentes personales o familiares de defectos de nacimiento relacionados con la falta de ácido fólico. En la mayoría de las situaciones, los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y el Instituto de Medicina (IOM) de EE.UU. recomiendan que las mujeres embarazadas tomen 600 mcg de ácido fólico durante el embarazo y 500 mcg de ácido fólico durante la lactancia.

Sin embargo, si usted o su pareja tienen antecedentes familiares de defectos de nacimiento, deben tomar una dosis más alta de ácido fólico de 1.000 mcg al día. Lo mismo ocurre si tiene diabetes de tipo I o II, si toma medicamentos que afectan al metabolismo del ácido fólico o si tiene una enfermedad que reduce la capacidad de su cuerpo para absorber el ácido fólico, como la enfermedad de Crohn o la celiaquía.

Si usted o su pareja tienen un defecto del tubo neural o han tenido un embarazo anterior con defectos del tubo neural, entonces querrá aumentar su dosis de ácido fólico a 4.000 mcg al día. En estas situaciones, es posible que no obtenga suficiente folato de su dieta y debería considerar tomar suplementos de ácido fólico.

La diferencia entre el folato y el ácido fólico

A menudo escuchará el término “folato” y “ácido fólico” indistintamente. El ácido fólico es esencialmente una forma sintética de folato, que es un tipo de vitamina B. El folato es un término general para la vitamina B9. En general, el ácido fólico es la forma más ideal para el enriquecimiento de los alimentos porque es estable al calor. En comparación, el folato natural puede descomponerse cuando se expone al calor y a la luz.

Factores que causan la deficiencia de ácido fólico

Algunas mujeres necesitan consumir más ácido fólico porque su cuerpo no puede absorber esta vitamina adecuadamente. Algunas causas comunes de la deficiencia de folato son

  • Aclorhidria o hipoclorhidria, que es la falta o el bajo nivel de ácido estomacal
  • Alcoholismo
  • Diálisis
  • Enfermedades como la celiaquía o el síndrome del intestino corto
  • Variaciones genéticas que afectan a la forma en que el cuerpo absorbe el folato
  • Anemia hemolítica
  • Medicamentos de prescripción como el metotrexato y la sulfasalazina
  • Cirugías que afectan a la absorción del folato, como el bypass gástrico
Ver  Tiña en niños - Causas y prevención

La mayoría de los médicos realizan un chequeo corporal completo a las madres embarazadas para ver si tienen algo que pueda causar una deficiencia de folato.

Por ejemplo, algunas personas tienen una enzima metabolizadora del folato mutada debido a sus genes. Tienen una menor actividad enzimática y no podrán fabricar una enzima que produzca la forma biológicamente activa del folato. Incluso si consumen los niveles recomendados de folato, no será suficiente. Estas mutaciones y variaciones genéticas son más propensas a afectar a ciertas etnias que a otras.

A las madres embarazadas que sufren una deficiencia de folato se les suele recomendar que tomen suplementos de folato y que coman alimentos más ricos en este elemento. También es conveniente que se sometan a revisiones periódicas para asegurarse de que están en la línea correcta.

¿Cuándo debo empezar a tomar ácido fólico durante el embarazo?

Dado que el ácido fólico es una vitamina importante, todas las mujeres deberían asegurarse de tomar suficiente ácido fólico cada día, independientemente de si planean quedarse embarazadas o no. El ácido fólico es necesario para regular muchas funciones corporales importantes y es necesario para crear nuevas células.

Dicho esto, el sistema neural de tu bebé empezará a desarrollarse muy pronto. Los defectos del tubo neural suelen aparecer en las primeras 4 semanas de embarazo, por lo que las madres embarazadas deben asegurarse de tomar suficiente ácido fólico, especialmente durante el primer trimestre de embarazo. No obstante, deberán tomar ácido fólico durante todo el embarazo.

Si está planeando quedarse embarazada, la mayoría de los expertos recomiendan tomar suplementos de ácido fólico durante al menos un año antes de quedarse embarazada. Estudios anteriores han demostrado que quienes lo hagan verán una reducción del 70% en los nacimientos prematuros espontáneos entre las semanas 20 y 28 y una reducción del 50% entre las semanas 28 y 32.

Alimentos ricos en ácido fólico

Muchos alimentos, como los cereales, el arroz y el zumo de naranja, están enriquecidos con ácido fólico en Estados Unidos. Compruebe las etiquetas nutricionales de los alimentos que compra para ver si se ha añadido ácido fólico. También puede encontrar folato natural en los siguientes alimentos

  • Espárragos, que contienen alrededor de 134 mcg de folato en cada porción de 90 gramos
  • Plátanos, que contienen unos 23,6 mcg de folato en cada plátano mediano
  • Hígado de ternera, que contiene unos 212 mcg de folato por cada ración de 85 gramos
  • Remolacha, que contiene unos 148 mcg de folato en cada ración de 136 gramos
  • Huevos, que contienen unos 22 mcg de folato en cada huevo grande
  • Lentejas, que contienen unos 131 mcg de folato por cada porción de 177 gramos
  • Espinacas, que contienen unos 58,2 mcg en cada porción de 30 gramos

Las verduras de hoja verde contienen mucho ácido fólico, así como otras vitaminas y minerales esenciales que son necesarios durante el embarazo. Si quieres asegurarte de que consumes suficiente ácido fólico durante el embarazo, añade más verduras de hoja verde a tus comidas. Puedes comer más ensaladas o incluso beber un batido saludable.

Suplementos de ácido fólico

Los cambios hormonales y físicos durante el embarazo pueden hacer que algunas mujeres embarazadas tengan dificultades para digerir los alimentos. Si te preocupa si estás consumiendo suficientes alimentos ricos en ácido fólico, considera la posibilidad de tomar suplementos de ácido fólico. Estos suplementos suelen venir en cápsulas fáciles de tomar.

Ver  ¿Cuándo se produce la leche? Guía para la producción de leche materna

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, por lo que es mejor tomar estos suplementos con el estómago vacío a primera hora de la mañana. Intenta tomarlos aproximadamente 30 minutos antes o dos horas después de una comida.

Baja de ácido fólico durante el embarazo

El principal problema de la carencia de ácido fólico durante el embarazo es que el bebé probablemente desarrollará defectos del tubo neural. Los dos tipos de defectos más comunes son la anencefalia y la espina bífida. Estos dos defectos no tienen tratamiento, y los bebés que nacen con estos defectos normalmente sólo sobreviven unas horas después del nacimiento o quedan discapacitados de forma permanente.

Anencefalia

La anencefalia se produce cuando el cerebro no está completamente desarrollado. Cuando esto ocurre, suele ser cuando la madre no recibe suficiente ácido fólico durante el primer trimestre. La anencefalia se produce cuando uno de los extremos del tubo neural no se cierra, y esto suele ocurrir entre los 23 y 26 días después de la concepción.

Los bebés que nacen con anencefalia suelen ser ciegos, sordos e inconscientes de su entorno. También suelen ser incapaces de sentir dolor. En la mayoría de los casos, los bebés con anencefalia no sobreviven más que unas horas después del nacimiento.

Espina bífida

La espina bífida se produce cuando la médula espinal no está completamente desarrollada. La espina bífida puede ser de leve a grave. Dependiendo del tamaño y la localización del defecto del tubo neural, la espina bífida puede provocar problemas de movilidad o complicaciones ortopédicas. Algunos bebés pueden incluso tener problemas de intestino y vejiga, trastornos del sueño, problemas de piel y otros.

Tampoco es infrecuente que los bebés desarrollen meningitis, malformación de Chiari tipo II, mal funcionamiento de las derivaciones, etc. Los signos y síntomas de estos problemas pueden ser dolores de cabeza frecuentes, vómitos, somnolencia, irritabilidad, problemas para respirar y tragar, etc. Algunos de los síntomas pueden tratarse, pero otros son permanentes.

Beneficios para el bebé

La ingesta de ácido fólico es crucial para un desarrollo saludable. También puede proteger al bebé de otras posibles complicaciones de salud como:

  • Labio y paladar hendido. Esto ocurre cuando el labio o la boca del bebé no se forma correctamente y el labio no se cierra completamente antes del nacimiento. Como resultado, el bebé tendrá una abertura en el labio superior que parece una hendidura. En algunos casos, esta hendidura puede atravesar todo el labio y llegar a la nariz. Afortunadamente, el labio leporino y el paladar hendido pueden corregirse mediante cirugía.
  • Bajo peso al nacer. Se considera que los bebés tienen bajo peso al nacer si pesan menos de 2,5 kilos y medio. Aunque algunos bebés con bajo peso al nacer están relativamente sanos, otros pueden padecer graves problemas de salud.
  • La mayoría de los abortos espontáneos suelen producirse al principio del embarazo, y el 80% de los abortos espontáneos se producen en los tres primeros meses.
  • Crecimiento insuficiente en el útero. Esto puede provocar problemas de desarrollo en el futuro.
  • Nacimiento prematuro, que puede provocar problemas crónicos, como infecciones, asma y problemas de alimentación. Los estudios demuestran que los bebés prematuros también tienen un mayor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Las mujeres embarazadas que controlan su consumo de ácido fólico pueden asegurarse de que sus bebés se desarrollen y crezcan adecuadamente. Dicho esto, las complicaciones mencionadas anteriormente también pueden ser causadas por una ingesta insuficiente de otras vitaminas y minerales.

Beneficios para la madre

Además de reducir las complicaciones del embarazo, el ácido fólico es esencial para la salud en general. Se ha asociado a un menor riesgo de:

  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedades cardíacas
  • Diabetes
  • Infarto de miocardio
  • Algunos tipos de cáncer
Ver  ¿Qué es la congestión mamaria? ¿Qué la causa?

El ácido fólico ayuda al cuerpo a producir y mantener nuevas células. También se utiliza para tratar ciertos tipos de anemia causados por deficiencias de ácido fólico. Algunos estudios han demostrado que el ácido fólico puede tratar la depresión, la ansiedad y el estrés.

Otros estudios han descubierto que el ácido fólico puede ayudar a mejorar la fertilidad en las mujeres, ya que es esencial para mantener la calidad de los ovocitos, implantar el ovocito fecundado y madurar el ovocito. Por ello, muchos expertos recomiendan a las mujeres que están intentando quedarse embarazadas que añadan más ácido fólico a su dieta.

Tomar demasiado ácido fólico

Aunque el ácido fólico es una vitamina tan importante para el desarrollo, hay que tener cuidado de no consumir demasiado. Algunos estudios han sugerido que tomar demasiado ácido fólico puede ser un problema, por lo que algunos suplementos han empezado a reducir la cantidad de ácido fólico que se añade a sus productos.

Cada vez es más preocupante que un exceso de ácido fólico durante el embarazo pueda hacer que los bebés desarrollen asma. Sin embargo, los estudios se realizaron en ratas, por lo que no hay pruebas concluyentes de que esto ocurra en los bebés humanos. Aun así, es importante que las madres embarazadas sean conscientes de que comer demasiadas verduras de hoja verde no siempre es lo mejor para sus bebés.

Es importante que “demasiado” también puede ser relativo. Realmente depende de lo que la madre necesite y de si tiene alguna afección que le impida absorber suficiente folato de su dieta.

Consiga suficiente ácido fólico durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben tener mucho cuidado con su dieta durante el embarazo. Deben asegurarse de que consumen alimentos saludables y de que obtienen suficientes vitaminas y minerales. El ácido fólico es una de las vitaminas más importantes que deben consumir las mujeres embarazadas, ya que las consecuencias de una ingesta insuficiente pueden ser devastadoras e increíblemente perjudiciales para el bebé.

Si tiene alguna duda o le preocupa si está consumiendo suficiente ácido fólico durante el embarazo, consulte con un profesional sanitario.

¡Puntua este artículo!

5 / 5. Número de votos: 2

2691b77a1ad4f7f12ba041acdb460327?s=150&d=mp&r=g

Pediatra desde 2015, enamorada de mi trabajo. Tengo dos enormes renacuajos y un marido que cocina mejor que nadie.

Máster en Investigación Clínica y Postgrado en Divulgación Científica, también colaboro desde hace años como profesora en varios centros educativos y artículos científicos.

Empecé Revista del Bebé para ayudar a todas las madres y padres que lo pudieran necesitar, y así unifico mis grandes pasiones: los niños y escribir.

Deja un comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.    Más información
Privacidad